Receta: Spaguettis con alcachofas, nueces y nata

La alcachofa de Tudela es una de las verduras más versátiles y apreciadas por sus excelentes propiedades gustativas. Denominada el “oro verde” de la huerta, en Navarra cultivamos únicamente la variedad “Blanca de Tudela”, variedad de color verde, pequeño tamaño y muy compacta que se distingue de otras por su forma más redondeada y por tener un orificio circular en la parte superior debido a que las brácteas u hojas no llegan a juntarse.

Este es un plato muy fácil y puedes hacerlo con cualquier tipo de pasta.

Ingredientes (para 2-3 personas): 250 gr. de spaguettis, 5-6 alcachofas ecológicas de La Traílla, 1 cebolla, 2 limones, 200 ml. de nata o leche evaporada, 3 dientes de ajo, 7-8 nueces, queso parmesano rallado (al gusto), aceite de oliva ecológico, sal, pimienta y nuez moscada.

Preparación: Pela las alcachofas retirándole la parte superior y las hojas exteriores (recomiendo que te pongas guantes para no acabar con las manos negras) e introdúcelas inmediatamente en un bol con agua fría y zumo de limón para que no se oxiden. Cuece las alcachofas en una cazuela con agua, sal y limón durante 15 minutos aproximadamente. Escúrrelas, córtalas por la mitad y resérvalas.

Pon en el fuego una cazuela con abundante agua y un chorrito de aceite. En el momento en el que empiece a hervir, añade una pizca de sal y cuece los spaguettis durante 8 minutos (o el tiempo que indique la pasta elegida). Puedes aprovechar el agua donde has cocido las alcachofas y así conseguirás que la pasta tenga más sabor. Cuando la pasta esté al dente escúrrela y resérvala.

Sofríe la cebolla junto a los ajos picados, y cuando estén pochados, introduce las alcachofas. Remueve hasta que se mezclen bien los sabores. Añade las nueces picadas, la nata, una pizca de sal, pimienta y nuez moscada al gusto, y mézclalo todo bien. Por último añade la pasta y remueve de nuevo.

Sirve caliente y añádele por encima un poco de queso parmesano rallado. Delicioso!!!

Receta: Soufflé de coliflor y queso

El soufflé es un plato ligero elaborado al horno con una salsa bechamel combinada con otros ingredientes, y a la que se incorporan claras de huevos batidas a punto de nieve. Puede ser dulce o salado. Nosotros te proponemos utilizar coliflor y queso en esta receta muy fácil de hacer.

Ingredientes (para 4 personas): 5 claras, 3 yemas (te recomendamos que utilices huevos de nuestras gallinas felices, más sanos y sabrosos), 500 gr. de coliflor, 100 gr. de queso, 1 vaso de leche, 100 gr. de harina, mantequilla y harina (para los moldes), sal y pimienta.

Preparación: Precalienta el horno a 175ºC. Lava la coliflor y córtala en ramitos. Cuécela durante 8 a 10 minutos, escurre y reserva.

Para hacer la crema: Tamiza la harina sobre un bol con ayuda de un colador. Añade la leche y bate con la varilla hasta que esté bien mezclado. Pon a calentar la mezcla en un cazo y sigue batiendo hasta que espese. Incorpora el queso cortado en dados y remueve hasta que se funda. Retira del fuego y deja enfriar. Una vez fría la crema, agrega las yemas y mezcla bien. Por último añade la coliflor cocida, revuelve y reserva.

Monta las claras a punto de nieve hasta que queden firmes (esto será cuando puedas voltear el recipiente hacia abajo y no se caigan) y añádeles sal y pimienta al gusto. Vierte la crema y mezcla con movimientos envolventes. Incorpora la coliflor y mezcla de nuevo. Reserva.

Unta un molde grande o cuatro moldes pequeños con mantequilla y espolvoréalos con harina. Reparte el preparado anterior en los moldes (deja un dedo entre la masa y el borde del molde) y hornea a 175ºC, durante 20-25 minutos, hasta que se inflen. Es muy importante no abrir el horno mientras se hornea.

Te recomendamos que lo sirvas recién sacado del horno. Puedes acompañar el soufflé de salsa de tomate.

Receta: Acelgas a los cuatro quesos

La acelga es una de las verduras más populares en la zona mediterránea, y aunque lo más habitual es hacer recetas con sus hojas de color verde brillante, lo cierto es que también puede usarse el tallo para cocinar, parte que se conoce popularmente como pencas. Además de resultar una verdura baja en calorías (debido a su baja cantidad de hidratos de carbono, proteínas y grasas, y su alto contenido en agua) constituye un alimento muy rico en nutrientes reguladores, como ciertas vitaminas, sales minerales y fibra.

Continuar leyendo “Receta: Acelgas a los cuatro quesos”