Receta: Gazpacho de Sandía

La sandía es una fruta típica del verano. Es la fruta que más agua contiene, casi un 93% de su composición, y es habitual que se utilice para rehidratarse y como parte de las dietas para perder peso debido a la baja cantidad de calorías que contiene. Pero además, tiene otras múltiples propiedades: es un alimento excelente para la recuperación muscular y refuerza el sistema nervioso debido a la gran cantidad de potasio que contiene, es depurativa y tiene efecto antioxidante.

El gazpacho de sandía es una receta sencilla, refrescante y deliciosa; y lo cierto es que sabe poco a sandía a pesar de su presencia. Se puede tomar como tentempié o como primer plato.

Ingredientes (para 4 personas): 0,6 Kg. tomates maduros, 0,5 kg. sandía (peso una vez quitada la piel y las pepitas), 75 gr. de pepino, 30 gr. de cebolla, 30 gr. de pimiento verde, 1 diente de ajo pequeño, 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1-3 cucharadas de vinagre de vino blanco (al gusto), 2/3 de una cuchara pequeña de sal, 50 gr. de jamón serrano (opcional).
Preparación: Lava y corta en trozos los tomates y el pimiento. Reserva.
Pela la cebolla, el pepino y córtalos en trozos. Reserva. Pela el ajo, córtalo a lo largo y quítale el germen que trae en el centro (para que no amargue)
Echa el tomate, el ajo, la cebolla, el pepino y el pimiento dentro del vaso de la batidora o de la thermomix y bate hasta que quede todo bien fino.
Pela la sandía, quita las pepitas y córtala en trozos. Echa la sandía a la batidora y añade la sal, el aceite y el vinagre. Bate durante unos minutos hasta que esté todo bien fino. (Si lo prefieres más líquido, le puedes echar un chorrito de agua a la mezcla; y si por lo contrario lo prefieres más espeso, añádele miga de pan hasta que adquiera la textura deseada) Prueba el gazpacho y échale más sal y/o vinagre al gusto.
Mete el gazpacho en la nevera y déjalo al menos un par de horas para que se enfríe bien.
Saca de la nevera y remueve con una cuchara. Sírvelo en un vaso y decóralo con unas bolitas de sandía y/o unas virutas de jamón serrano. Para chuparse los dedos!!!

Receta: Pochas frescas a la navarra

Las pochas son alubias frescas y no necesitan un remojo previo, por lo que podemos hacerlas en el momento. Es un plato caliente, pero sólo lleva verduras, por lo que resulta ligero y muy saludable!

Ingredientes (para 6 personas): 1 kg de pochas frescas, 1 pimiento verde, 1 tomate mediano o 2 pequeños, 2 zanahorias, 1 cebolla, 3 dientes de ajo, 6 piparras (opcional), aceite de oliva, agua, sal

Preparación: Pica en trozos pequeños el pimiento, las zanahorias, la cebolla y los dientes de ajo y sofríe. Añade el tomate cortado en cuartos. Remueve e incorpora las pochas. Cubre con agua fría sobrepasando un par de cms. Cuece a fuego lento para que no se nos rompan las pochas.

Cuando las pochas estén tiernas (unos 45-60 min) saca el tomate, ponlo sobre un colador y presiona con el cacillo de servir, “escachando” el tomate y repartiéndolo sobre las pochas.

Otra opción: saca los tomates, los pimientos y algunas pochas con un poco de caldo, tritura en la batidora e incorpora al caldo.

Opcional: Fríe las piparras a fuego intermedio, sazona y reserva.

Para terminar, rectifica de sal, sirve, añade una piparra en cada plato y ya está listo para comer!

Receta: Guisantes con huevos y patatas

¿Todavía no habéis probado nuestros guisantes frescos ecológicos, recién cogidos de la huerta y sin congelar? Tienen un sabor inigualable, ¡el caviar verde ecológico! Su ciclo es tan corto que su recolección no dura más allá de una o dos semanas. Añádelos a tu Caja de Verdura y disfrútalos con esta receta tan rica y sencilla.

Ingredientes (para 2-3 personas): 1 kg. de guisantes frescos, 2 huevos de gallinas ecológicas, 0,5 kg. de patatas, 1 cebolla, aceite ecológico, sal, (100 gramos de jamón serrano picado, este ingrediente es opcional)

Preparación: Desgrana los guisantes quitando las hebras de los lados y las dos puntas, separa las vainas y reserva las semillas. Cuece los guisantes al vapor durante unos 10 minutos desde que comience a salir vapor de la cacerola. No deben quedar demasiado blandos. Resérvalos.

Pon un buen chorro de aceite de oliva ecológico en la sartén y cuando esté caliente el aceite añade la cebolla a fuego suave durante 10 minutos hasta que esté bien pochada. (Opcional: añade el jamón serrano picado y remueve 2-3 minutos)

Cuece los huevos y fríe las patatas cortadas en daditos en aceite bien caliente. Cuando las patatas estén doradas sácalas y ponlas en un plato con papel de cocina para quitarles el máximo de aceite. Incorpora los guisantes cocidos a la sartén con la cebolla y añade sal al gusto. Pela los huevos cocidos, trocéalos y añádelos a los guisantes. Añade las patatas, remueve y listo!

Receta: Alcachofas con Ajos Tiernos

¿Sabías que lo que nos comemos de la alcachofa es la flor? Y que, ¿los ajos tiernos o ajetes son los ajos que se han recolectado antes de que maduren? Como sabrás, los ajetes o ajos tiernos se encuentran de temporada actualmente y confieren un aroma y un sabor más suave que los ajos, lo que los convierten en un ingrediente ideal a la hora de elaborar cualquier plato. En esta receta los vamos a preparar junto con alcachofas de Tudela de la Traílla, que se encuentran en su mayor esplendor en esta época del año.

Ingredientes: 4-6 alcachofas, 1 manojo de ajos tiernos, 1 limón, aceite de oliva, sal y pimienta.

Preparación: Precalienta el horno a 160 ºC . Lava y pela las alcachofas retirándoles las hojas exteriores y cortando la parte superior(te recomiendo que uses guantes para no acabar con las manos negras). Corta el tallo totalmente, haciendo una base plana para que la alcachofa se asiente y no se caiga. Con las alcachofas boca abajo, dales un golpe en la base para que la boca se agrande y frota las puntas con medio limón para que no se oxiden y se pongan negras.

Coloca las alcachofas en una bandeja de horno. Corta los ajos tiernos en rodajas pequeñas. Separa un poco las hojas de las alcachofas y añade el ajo tierno, sal y pimienta al gusto, unas gotitas de limón exprimido y un chorrito de aceite de oliva virgen ecológico. Hornéalas de 25 a 30 minutos dependiendo del horno.

Si las hojas exteriores quedan secas no te preocupes, te aseguro que por dentro estarán tiernas y super sabrosas!

Receta: Spaguettis con alcachofas, nueces y nata

La alcachofa de Tudela es una de las verduras más versátiles y apreciadas por sus excelentes propiedades gustativas. Denominada el “oro verde” de la huerta, en Navarra cultivamos únicamente la variedad “Blanca de Tudela”, variedad de color verde, pequeño tamaño y muy compacta que se distingue de otras por su forma más redondeada y por tener un orificio circular en la parte superior debido a que las brácteas u hojas no llegan a juntarse.

Este es un plato muy fácil y puedes hacerlo con cualquier tipo de pasta.

Ingredientes (para 2-3 personas): 250 gr. de spaguettis, 5-6 alcachofas ecológicas de La Traílla, 1 cebolla, 2 limones, 200 ml. de nata o leche evaporada, 3 dientes de ajo, 7-8 nueces, queso parmesano rallado (al gusto), aceite de oliva ecológico, sal, pimienta y nuez moscada.

Preparación: Pela las alcachofas retirándole la parte superior y las hojas exteriores (recomiendo que te pongas guantes para no acabar con las manos negras) e introdúcelas inmediatamente en un bol con agua fría y zumo de limón para que no se oxiden. Cuece las alcachofas en una cazuela con agua, sal y limón durante 15 minutos aproximadamente. Escúrrelas, córtalas por la mitad y resérvalas.

Pon en el fuego una cazuela con abundante agua y un chorrito de aceite. En el momento en el que empiece a hervir, añade una pizca de sal y cuece los spaguettis durante 8 minutos (o el tiempo que indique la pasta elegida). Puedes aprovechar el agua donde has cocido las alcachofas y así conseguirás que la pasta tenga más sabor. Cuando la pasta esté al dente escúrrela y resérvala.

Sofríe la cebolla junto a los ajos picados, y cuando estén pochados, introduce las alcachofas. Remueve hasta que se mezclen bien los sabores. Añade las nueces picadas, la nata, una pizca de sal, pimienta y nuez moscada al gusto, y mézclalo todo bien. Por último añade la pasta y remueve de nuevo.

Sirve caliente y añádele por encima un poco de queso parmesano rallado. Delicioso!!!

Receta: Acelgas a los cuatro quesos

La acelga es una de las verduras más populares en la zona mediterránea, y aunque lo más habitual es hacer recetas con sus hojas de color verde brillante, lo cierto es que también puede usarse el tallo para cocinar, parte que se conoce popularmente como pencas. Además de resultar una verdura baja en calorías (debido a su baja cantidad de hidratos de carbono, proteínas y grasas, y su alto contenido en agua) constituye un alimento muy rico en nutrientes reguladores, como ciertas vitaminas, sales minerales y fibra.

Continuar leyendo “Receta: Acelgas a los cuatro quesos”