RECETA: CANELONES DE ESPINACAS, PASAS Y PIÑONES

Las espinacas son verduras que pueden consumirse tanto crudas, cocidas como fritas. La espinaca está compuesta en un 93% por agua. Tiene gran cantidad de nutrientes, rica en fibra (sobretodo el tallo) y muy poco aporte calórico. Es uno de los vegetales que más proteínas contiene. Si bien es cierto que contiene hierro, no es el mineral por el que destaca. Sí es muy rica en vitaminas, sobretodo del grupo A, C y E y ácido fólico (vitamina B9). Y tiene unas magníficas propiedades antioxidantes. Os proponemos esta deliciosa y nutritiva receta que encantaría al mismísimo Popeye!

Ingredientes: 500 gr. espinacas, 12 placas de canelones, 3 dientes de ajo, 150 gr. de queso rallado, 50 gr. de piñones, 50 gr. de pasas / manzana (si no te gustan las pasas o no puedes comerlas, la manzana le aportará ese toque dulce a la receta), 500 ml de salsa bechamel, pimienta negra molida, aceite de oliva y sal.

Preparación:

Si vas a utilizar pasas para esta receta, tendrás que dejar las pasas en remojo con agua durante una hora.

Para la bechamel, echa cinco cucharadas de aceite en una cazuela, añade la harina, rehoga y vierte la leche poco a poco sin dejar de batir. Cuando esté hecha, tápala para que no se le forme costra.

Limpia los manojos de espinacas, corta las hojas en trozos grandes y quita el tallo. Cuece las espinacas con un poco de agua y sal durante 5 minutos y una vez que estén tiernas, escúrrelas y resérvalas.
Pela y lamina los ajos y sofríelos en una sartén con un poco de aceite. Cuando tomen color añade las pasas (o la manzana) y los piñones y deja que se tuesten ligeramente. Agrega entonces las espinacas con un poco de pimienta por encima. Rehoga unos minutos y vierte 100 ml de salsa bechamel. Remueve la mezcla hasta que espese y rectifica de sal.

Precalienta el horno a 200ºC. En una cazuela, pon a cocer abundante agua con sal. Vierte un chorrito de aceite, y cuando el agua empiece a hervir añade los canelones suavemente (uno a uno). Cuando estén al dente (tardarán unos 10 minutos) sácalos del agua hirviendo y colócalos en agua con hielo para parar la cocción. Una vez enfriados coloca las placas sobre un paño de cocina. Pon una cucharada y media de espinacas en cada placa de canelones y enróllalo. Coloca un poco de salsa bechamel en la fuente y ve colocando los canelones. Cubre los canelones con el resto de bechamel y luego espolvoréalos con el queso rallado.

Por último, introduce la bandeja en el horno y gratina durante 5 minutos hasta que el queso se funda y quede ligeramente tostado. Sácalos y sírvelos calientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *